¿QUÉ OCURRIÓ?

EL COLOR DE LAS HOJAS

¿Por qué las hojas cambian de color?

Las hojas de las plantas contienen varios pigmentos que le ayudan a captar la energía del sol. De estos pigmentos, el más importante y abundante es la clorofila, de color verde. La clorofila permite a las plantas realizar la fotosíntesis, es decir, transformar el dióxido de carbono del aire y el agua en oxígeno y glucosa gracias a la luz del sol. Las hojas contienen también otros pigmentos llamados carotenoides, de colores amarillo, y anaranjados que normalmente quedan ocultos por los pigmentos de color verde, que son más numerosos.

En otoño, sin embargo, algunos árboles dejan de producir clorofila. En otoño hay menos luz y agua, y las plantas comienzan una época de “descanso” en la que se alimentan de las reservas que han producido durante el verano. Así se reduce poco a poco el color verde de las hojas, y van apareciendo los otros colores que antes estaban ocultos tras el verde intenso. Finalmente, las hojas se secan totalmente y mueren.

Los colores rojizos de los que se tiñen algunas hojas en otoño son debidos a unos pigmentos llamados antocianinas. Estos pigmentos se producen principalmente en otoño y son debidos al efecto del sol sobre la glucosa que queda atrapada en las hojas de algunas especies de plantas al cesar la fotosíntesis.

Cuando golpeas las hojas, estás rompiendo las moléculas y liberando los pigmentos, que tiñen el papel. Las hojas contienen también otros pigmentos: amarillos, rojos y anaranjados. Normalmente estos colores quedan ocultos por los pigmentos de color verde, que son más numerosos. En otoño algunos árboles dejan de producir clorofila. Así se reduce poco a poco el color verde de las hojas, y van apareciendo otros colores que antes estaban ocultos tras el verde intenso.





Como podéis observar, el las muestras que habéis mandado aparecen diferentes tonalidades de verdes, amarillos, marrones...


En realidad, se ha teñido de diferentes colores, verde, amarillo y naranja.

Naranja son los carotenos, (como las zanahorias).

Amarillo las xantofilas (que es como un oxido).

Verde la clorofila, que da color a la hoja y realiza la fotosíntesis.

(Víctor 10 y Ani)











RESULTADO DEL 1º EXPERIMENTO: EL CORCHOCÓPTERO

La materia está hecha de átomos que a su vez se componen de:

- protones; tienen carga positiva

- neutrones: no tienen carga

 -electrones: tienen carga negativa




 

Normalmente los átomos tienen el mismo número de protones que de electrones, así la carga global del átomo resulta neutra.

 

Pero, si frotamos dos objetos uno contra otro, algunos electrones pueden pasar de unos átomos a otros. Los átomos que ganan nuevos electrones adquieren carga negativa, los que pierden, resultan cargados positivamente. Cuando las cargas se separan de esta manera se denomina electricidad estática.

 


La transferencia de electrones se produce solo mientras hay fricción y el efecto es visible hasta que se neutralizan las cargas.

 

Los materiales que tengan carga contraria se atraerán y los que tengan la misma carga se repelerán

 

Todo esto es lo que ha sucedido en nuestro experimento, al frotar la pajita con la lana o con el pelo,  cambia su carga eléctrica  y por ello atrae a la otra pajita como si se tratara de un imán. Habéis podido observar que llega un momento que ya no atrae  más  (cuando se neutralizan las cargas) pero si volvemos a frotar ...¡Vuelve a funcionar!





















No hay comentarios:

Publicar un comentario